Sobre mí

Soy de Bulgaria. Nací en el año 1976 en los tiempos de la dictadura del socialismo en un país cerrado al mundo. En mi casa natal se vivía como en un régimen militar – mucha disciplina, mucho trabajo y muchas reglas. No se permitía expresar libremente lo que uno piensa y siente y mi infancia pasó cumpliendo con responsabilidades que no correspondían a mi edad. Me enseñaron que tengo que poner en primer lugar las necesidades de los demás y que las mías no son importantes. Eso hacía que gran parte del tiempo me sintiera como una carga y responsable del bienestar del otro. No me amaba, ni respetaba, no sentía que fuera merecedora de algo bueno y aprendí a reprimir mis sentimientos hasta desconectarme por completo de mí.

En todas mis relaciones – ya sean laborales, de amistad o amorosas repetía los mismos patrones de pensar y actuar y el resultado siempre era el mismo: sufrir y preguntar a la vida: ¿Qué he hecho para merecer esto?

Vivía en constante ansiedad y miedo, con un sentimiento de fondo de querer protegerme del mundo y el dolor, muchas veces, hacía que me pusiera de rodillas.

Esta era, en resumen, mi vida en la inconsciencia.

Hasta que en el año 2006, la vida me entregó un paquete de circunstancias y me cerró de golpe todas las puertas para obligarme a elegir salir del sufrimiento. Ahora lo veo como un regalo pero en aquel momento mi miedo y mi apego era tan grande que la crisis era inevitable: en la empresa donde trabajaba hicieron una reducción de personal y me despidieron, estaba endeudada hasta la médula, decidí salir de una relación toxica en la que me había perdido por completo y con un hijo de 6 años tenía que arreglármela para encontrar una salida. No podía contar con la ayuda de mis padres, el único apoyo que tenía era mi abuela paterna y mis amigos.

Así que cogí a mi hijo y me fui a España donde vivo en este momento.

Esta crisis fue el inicio de mi camino de autoconocimiento y una vida de consciencia.

Un día a la vez la vida empezó a enviarme información, personas y recursos para reconstruirme emocionalmente y recuperarme de tantas pérdidas. Mi único deseo era encontrarme, amarme y sanarme.

Leía todo lo que caía en mis manos, me apuntaba a todos los cursos, talleres y formación que podían ayudarme, ponía en práctica lo que aprendía hasta integrarlo y seguía buscando e indagando en mí.

Todo lo que predico lo vivo en mi propia vida y creo que la única manera real de aportar algo valioso a los demás es cuando lo has experimentado e integrado en ti.

Ahora sé que el camino es infinito, a veces es suave, a veces tengo que escalar montañas, pero es el único camino que quiero andar.

No me lo sé todo porque igual que tú estoy en constante evolución y tampoco soy perfecta ni quiero serlo, pero tengo la esperanza de que mi ejemplo te sirva para que puedas darte el permiso de encontrar para ti otra perspectiva de vivir mucho más sana y enriquecedora.

Mis Formaciones:

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas.

Coach de vida.

Diplomada en Naturopatía Higienista.

Experta en nutrición natural y holística.

Facilitadora del Metodo Sedona de liberación emocional.

Practicante de la técnica de resolución de problemas Hooponopono.

Share This
¿Quieres que hablemos?