¿Cómo perdonarte si sientes que te has equivocado?

06 julio 2020

A lo largo de nuestras vidas tomamos muchas decisiones y algunas de ellas nos llevan a vivir experiencias que no cumplen con nuestras expectativas o incluso terminan de ser desagradables o dolorosas.

Y entonces nos arrepentimos de haber tomado estas decisiones, pensamos que han sido un error y empezamos a castigarnos por las consecuencias que tenemos que vivir.

A menudo pensamos que si hubiéramos tomado otra decisión no habríamos cometido este error y ahora estaríamos mejor pero esto es imposible de saberlo.

Nunca podemos estar segur@s de cómo serían los resultados de una decisión hasta que no la tomemos y veamos estos resultados.

El resto son sólo suposiciones mentales que no nos llevan a ningún sitio y nos impiden aprender de este supuesto error que hemos cometido.

La mayoría de nosotr@s hemos crecido con un miedo muy grande a equivocarnos. Nos han inculcado que tenemos que saber de antemano todas las respuestas y estar completamente segur@s antes de actuar.

Pero la Vida no es así. No te da garantías. Y es normal que a veces cometas errores porque estás en un proceso de mejora continua.

Y aun así ¿podrías estar segur@ de que un resultado que vives es un error?

¿No sería una oportunidad para descubrir cual es tu siguiente paso?

Si aprendes a mirar tus pasos como oportunidades para avanzar no tendrías la necesidad de perdonarte por ninguna decisión que tomas.

Eso no quiere decir que no vas a sentir dolor o sentirte decepcionad@ o frustrad@ porque las consecuencias de tu decisión no te gustan. Pero no tendrías la necesidad de ser dur@ contigo y castigarte eternamente porque sabrás que los errores no existen. Sólo hay aprendizajes que te ayudan a seguir adelante.

Y sí, hay aprendizajes que te hubiera gustado no tener que vivir pero si están presentes en tu vida lo único que puedes hacer es sacarles partido. No puedes volver al pasado para cambiar tu elección pero sí puedes elegir diferente de ahora en adelante.

Esa es la manera de perdonarte. Cuando comprendes que siempre tomas tus decisiones según tu estado de consciencia y tus circunstancias en el momento cuando tienes que decidir y es imposible saber lo que sabes ahora te sería más fácil tratarte con amor y compasión cuando tu decisión ha sido un «error».

Al fin y al cabo nadie lleva la cuenta de tus errores y seguramente dentro de un tiempo ni tú mism@ te acordarás de ellos.

Lo único que puedes hacer es prometerte que la próxima vez lo harás mejor. Y seguir adelante.

Sé que es más fácil decirlo que hacerlo y a veces tardamos mucho en perdonarnos a nosotr@s mism@s por algo.

Pero si tú te niegas tu propio perdón ¿quién te lo va a dar?

Nadie puede hacerlo por ti. Y nadie gana si tú no te perdonas.

Tus errores te han ayudado a llegar hasta donde estás ahora y convertirte en la persona que eres hoy.

¿Te permites sentirte orgullos@ de haberlos cometido?

¿Cómo te sirvieron para avanzar?

Me encantaría saberlo.

2 Comentarios

  1. 1Magda

    Si alguna veces he cometido errores que después veo como venajas pero hay uno que cometí hace algunos años y ahora estoy viendo las consecuencias y no puedo encontrar ninguna ventaja, trato de no pensar en eso pero no ha sido fácil, pues de la decisión que tome en su momento estoy ahora amarrada a un trabajo que aunque ha ido mi sustento creo que ya cumli mi función

    Responder
    • Kalinka Ivanova

      Gracias Magda por tu comentario.
      Recuerda que ninguna decisión es definitiva y que siempre puedes tomar una nueva.
      Eso sí, tendrá su propio precio a pagar.
      Un abrazo

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas recientes

Pin It on Pinterest

¿Quieres que hablemos?